L’espina de ZapateroLa espina de Zapatero

1214995341_extras_ladillos_3_0

El gran fracàs de José Luís Rodríguezo és Alfredo Pérez Rubalcaba.
O més ben dit, l’elecció de Rubalcaba com a candidat a les properes eleccions generals és el reconeixement del fracàs de Zapatero.

Sempre dic el mateix als cursos de campanyes electorals “Allò més difícil no és guanyar unes eleccions, sinó que el projecte continuï sense el líder. Per aconseguir-ho has de ser-ne conscient, no tenir por a rodejar-te de persones millors que tu i per tant, crear lideratges des d’el govern

El gran fracàs de Zapatero és que no ha fet res de tot això i per això ha hagut de recòrrer a un “professional” del PSOE, a un animal polític format en el felipisme.
Per primera vegada, el relleu del futur es troba en el passat.

El principal problema de Zapatero i que ha acabat tenint com a conseqüència aquest final, ha estat el poc perfil polític i intel·lectual de la generació de quadres que van acompanyar a Zapatero a la primera secretaria del PSOE, l’anomenada Nueva Via. Els Caldera, Blanco, Jiménez, Chacón, López Aguilar, Sevilla, etc. En teoria el relleu de la generació de Felipe González, Guerra i companyia, però en realitat, un intent fallit.

I és que és en la comparació amb la generació de González on l’evidència és més gran. Els governs de Felipe González teníen a molts noms de primer nivell polític, intel·lectual i acadèmic que donaven cos ideològic al govern i que a més, podien aspirar al relleu del lideratge. És el cas dels Solana, Maravall, Lluch, Almunia, Solchaga, Boyer, Solbes, Borrell, Belloch, Alborch, Semprún… i Rubalcaba. Ja ho deia Juliana a La Vanguardia: “La generació del Zapatero, no han entrat en els cercles de poder espanyols -l’èlit econòmica, cultural, financer- com si que ho va fer tots els quadres felipistes”.

Molts dels grans ministres de González han ocupat càrrecs d’enorme responsabilitat i han generat pensament polític. Fins i tot, davant l’evidència del seu fracàs generacional, alguns han estat els pesos pesats més importants dels diferents governs Zapatero: De la Vega, Solbes, Chaves, Rubalcaba.

També Aznar va ser capaç de forjar importants lideratges, dels quals segurament, alguns seran ministres amb Rajoy. I obviament, el relleu també es va disputar entre persones del seu equip i generació, com Rato i Rajoy. Al igual que el de Felipe, van ser relleus fallits, però amb una lògica generacional.
Al contrari que el relleu de ZP.

Estic convençut que Zapatero n’era plenament conscient i d’aquí el seu suport incondicional a Chacón fins l’últim minut. Però al final, s’ha rendit a l’evidència i ha optat per cedir el lideratge a algú de la generació anterior, algú molt més preparat que els de la seva generació. Mal li pesi.

Havíen de regenerar el PSOE i han acabat tornant els dels anys 90. Aquest és el fracàs del president Zapatero.

1214995341_extras_ladillos_3_0

El gran fracaso de José Luís Rodríguezo es Alfredo Pérez Rubalcaba.
O mejor dicho, la elección de Rubalcaba como candidato a las próximas elecciones generales es el reconocimiento del fracaso de Zapatero.

Siempre digo lo mismo en los cursos de campañas electorales “Lo más difícil no es ganar unas elecciones, si no que el proyecto continue sin el líder. Para conseguirlo has de ser consciente de ello, no tener miedo a rodearte de personas mejore que tu y por tanto, crear liderazgos desde el gobierno

El gran fracaso de Zapatero es que no ha hecho nada de todo esto y por esta razón ha tenido que recurrir a un “profesional” del PSOE, a un animal político formado en el felipismo.
Por primera vez, el relevo del futuro se encuentra en el pasado.

El principal problema de Zapatero y que ha acabado teniendo como consecuencia este final, ha sido el poco perfil político e intelectual de la generación de cuadros que acompañaron a Zapatero a la primera secretaria del PSOE, la que se presentaba como Nueva Via. Los Caldera, Blanco, Jiménez, Chacón, López Aguilar, Sevilla, etc. En teoria el relevo de la generación de Felipe González, Guerra y compañia, pero en realidad, un intento fallido.

Y es que es en la comparación con la generación de González dónde la evidencia es más grande. Los gobiernos de Felipe González tenían a muchos nombres de primer nivel político, intelectual y académico que daban cuerpo ideológico al gobierno y que además, podian aspirar al relevo del liderazgo. Es el caso de los Solana, Maravall, Lluch, Almunia, Solchaga, Boyer, Solbes, Borrell, Belloch, Alborch… y Rubalcaba. Ya lo decia Juliana en La Vanguardia: “La generación de Zapatero, no han entrado en los círculos de poder espanyoles -la élite económica, cultural, financera- como si que lo hicieron todos los cuadros felipistas”.

Muchos de los grandes ministros de González han ocupado cargos de enorme responsabilidad y han generado pensamiento político. Hasta el punto que, ante la evidencia de su fracaso generacional, algunos han sido los pesos pesados más importantes de los diferentes gobiernos Zapatero: De la Vega, Solbes, Chaves, Rubalcaba.

También Aznar fué capaz de forjar importantes liderazgos, de los cuales seguramente, algunos seran ministros con Rajoy. Y obviamente, el relevo también sedisputó entre personas su equipo y generación, como Rato y Rajoy. Al igual que el de Felipe, fueron relevos fallidos, pero con una lógica generacional.
Al contrario que el relevo de ZP.

Estoy convencido que Zapatero era plenamente consciente de ello y de aquí su apoyo incondicional a Chacón hasta el último minuto. Pero al final, se ha rendido a la evidencia y ha optado para ceder el liderazgo a alguien de la generación anterior, alguien mucho más preparado que los de su generación. Mal le pese.

Tenían que regenerar el PSOE y han acabado volviendo los de los años 90. Este es el fracaso del presidente Zapatero.

5 pensaments a “L’espina de ZapateroLa espina de Zapatero

  1. Hola, Pau, un saludo ante todo. Estando de acuerdo en líneas generales, sin embargo, de alguna manera, me parece un análisis un poco precipitado. El fracaso que atribuyes a ZP (su incapacidad para promover un relevo dentro de su generación), también, en su momento, podía precicarse de Felipe González. Su apuesta por Almunia como secretario general y candidato se saldó con un sonoro fracaso: contestado por las bases (derrota en las primarias ante Borrell) y derrota por mayoría absoluta en las elecciones de 2000. Por tanto, hace falta un poco de tiempo –que es un elemento inexcusable en el análisis político– para calificar a Rubalcaba como el fracaso de ZP (salvo que en 1997 consideraramos a Almunia un éxito de FG). En lo que estoy totalmente de acuerdo es en el abismo de peso político entre la generación que citas (que es la que tomó el poder en 1982) y la actual. Pero no sólo en el ámbito del PSOE: fíjate en la trayectoria posterior (más bien penosa)de los ministros de Aznar, con la excepción de Rato. Y es que creo que lo que comentas, y comparto, tiene más que ver con el deterioro del nivel de las élites políticas en España.

  2. Hola Enrique,

    Si, si, tanto Felipe como Aznar “fracasaron” a la hora de gestionar su propio relevo. Así como Zapatero. Lo determinante, en mi opinión, es el recorrido político posterior de los nombres de ambos gobiernos, en comparación con la amortización política de algunos nombres de la generación de ZP -López Aguilar, Caldera, Sevilla-. En otros casos, no es tan evidente y dependerá del paso del tiempo -Chacón, Blanco- pero el hecho de que sea Rubalcaba el sucesor frena a esta generación. Seguramente se deba a lo que tu apuntas: el deterioro del nivel de las élites políticas en España.

  3. Ya te digo que coincido en líneas generales contigo. En cuanto al recorrido posterior, pues ya se verá, ahora sólo podemos especular. Saludos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>